Archivo

Archive for the ‘Libertad Sindical’ Category

Extenderán a todo el país preocupación por reforma a la LOT


Prensa La Causa R

El debate sobre la Ley Orgánica del Trabajo (LOT) debe procurarse “en un ambiente de libertad y pluralidad”. El planteamiento fue el punto de encuentro de varias reuniones bajo el nombre “Autonomía y Libertad Sindical” realizará la dirigencia sindical de Guayana y miembros de la Mesa de la Unidad Democrática, para promover la participación de los trabajadores en la discusión del estamento.

El primer conversatorio se dio este jueves, en la sede del Colegio de Ingenieros de Ciudad Guayana con la presencia de los diputados a la Asamblea Nacional, Américo De Grazia y Andrés Velásquez, especialistas en Derecho Laboral, líderes sindicales de la Corporación Venezolana de Guayana y las filiales Alcasa, Carbonorca, Bauxilum, Venalum y la Siderúrgica del Orinoco, acompañados por empleados del parque industrial.

José Luis Morocoima, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Bauxilum elogió la iniciativa de los parlamentarios de La Causa R, y precisó que la oportunidad servirá no solo para conocer -de primera mano- los avances del debate que aspiran se dé en la Asamblea Nacional, sino también para manifestar las propuestas de la masa trabajadora.

Desde su perspectiva, más allá de los aportes que pueda realizar el movimiento sindical, resulta imperante alertar sobre el cambio en la relación de trabajo, que el gobierno pretende instaurar, y es sobre este punto que asegura se debe centrar la discusión.

Tubo de ensayo

“No podemos obviar el planteamiento que ha venido haciendo el presidente de la República… la conformación de una Central de Trabajadores oficialista y entregada, a la que prácticamente él está dando instrucciones de cómo será la próxima Ley del Trabajo”, expuso.

Morocoima calificó de “tubo de ensayo” la implementación del Control Obrero en las industrias de Guayana y agregó “eso de que el control de la producción de las empresas lo tienen los trabajadores, es solo un cuento que obvia y pone de lado cualquier tipo de reivindicación que del movimiento sindical surja producto de las mismas necesidades del trabajo”.

El secretario general de Sutracarbonorca, Emilio Campos aclaró que quienes están el frente de las organizaciones sindicales no rehúyen ni están en contra de la reforma, y por el contrario aspiran “madurar una discusión profunda que se debe dar no en la cúpula de un gobierno, ni en la cúpula de una central, sino en las bases con los trabajadores”.

Campos reiteró la advertencia del secretario general de Sutralumina, y añadió “si permitimos que el patrono siga insistiendo en dictar las líneas maestras que, en principio deben provenir de los trabajadores, pudiera suceder que en lugar de mejorar las condiciones de la masa obrera, contribuiría a que se debilite y más aun dentro de una economía inestable”.

Cheque en blanco

El dirigente criticó la recolección de firmas que asegura realizan integrantes de la recién creada Central Obrera y militantes del partido oficialista para pedir al primer mandatario nacional que legisle en materia laboral.

“Firmar cualquier documento en estas condiciones es como darle un cheque en blanco al gobierno, eso sería violatorio de la libertad, la pluralidad y del derecho de los trabajadores a participar en los cambios de la relación de trabajo”, comentó.

Campos, afirma que “esa política de estado” ya se ha implementado con la puesta en marcha del Control Obrero, “porque las mesas de trabajo fueron secuestradas por cúpulas y eso representa el fracaso de estos lineamientos, no queremos que se repita, por eso llamamos a los trabajadores a la abstención.

El aspirante a la Gobernación del Estado Bolívar, Andrés Velásquez argumenta la futilidad de la recolección de firmas: “la Ley Habilitante define cuales son las limitaciones del Presidente, la materia laboral no está establecida dentro de las competencias de manera que por la vía de Ley Habilitante esa ley es inviable, la reforma o la propuesta de una nueva Ley”.

Velásquez celebró el interés del Ejecutivo en la LOT pero “no compartimos el mecanismo que se quiere aplicar mediante secuaces políticos como los que están aplicando activistas del Psuv”, criticó.

“Nuestro planteamiento es que vamos a dar la discusión y estamos de acuerdo que la ley tiene cosas que atender, que existen lagunas, pero tiene que discutirse como si se tratara de la Constitución, donde todos los sectores sean escuchados, desde Guayana podemos extender este criterio a todos los sectores del país”, finalizó.

Anuncios

Democracia, educación y trabajo / Movilización y unidad sindical el 26M en Ciudad Guayana

Columna Democracia, educación y trabajo / Por: Tello Benitez

Los trabajadores constituyen un potencial que adecuadamente activado y movilizado puede ser decisivo en cualquier esfuerzo de cambio político, económico y social. La conflictividad laboral extendida a todo el ámbito nacional es la evidencia de un grave descontento que no encuentra canalización ni potenciación, entre otros factores, por la crisis que afecta al propio movimiento y por las limitaciones de su dirigencia para comprender la tremenda oportunidad que se le presenta y la necesidad urgente de introducir cambios y construir una unidad ganar-ganar en una primera etapa con la mayoría de las corrientes, movimientos, personalidades, fundaciones, asociaciones civiles, gremios profesionales, asociaciones de jubilados, mujeres, jóvenes, académicos, etc., es decir, el mundo laboral.

Las condiciones salariales y de vida de los trabajadores se han deteriorado, en contraste con los discursos gubernamentales y el de los compañeros del sindicalismo oficial en el país y en los foros internacionales donde pretenden hacer ver sin éxito que la clase trabajadora venezolana va al paraíso. Se impone el salario mínimo por decisión presidencial violando la Ley Orgánica del Trabajo. Se empobrece cada día a ese importante sector de trabajadores, buena parte de ellos profesionales, que ganan un poco más del salario mínimo y que tienen más de un quinquenio sin aumentos salariales.

Los derechos laborales irrenunciables, intangibles y progresivos están en peligro por la imposición de políticas laborales foráneas, propias de regímenes incompatibles con los derechos de los trabajadores, y cuyos efectos negativos ya se sienten en nuestra fuerza laboral y en la producción.

Nunca se había atropellado tanto la libertad sindical. La criminalización de las actividades sindicales continúa como política de Estado. El derecho a las convenciones está siendo desconocido.

Pero de lo que se trata en estos momentos es asumir responsablemente la unidad del movimiento sindical para enfrentar todo lo anterior. Sabemos que la unidad es un proceso exigente y que al movimiento sindical modelo, el de Uruguay, le costó no pocos esfuerzos e iniciativas. Los uruguayos en su proceso de unidad en las últimas décadas ensayaron una Comisión Coordinadora pro-central única, pusieron en práctica una Asamblea Consultiva de Sindicatos, en 1961 crearon una central a la que se negaron a llamar única para permitir el ingreso de los sindicatos que habían quedado fuera, luego crean la Convención Nacional de Trabajadores (CNT) en base a un acuerdo con los sindicatos no integrados y la central y en base a una propuesta programática. La CNT convocó un año después el Congreso del Pueblo, integrado por los más amplios sectores de la sociedad. Hay que destacar que la CNT no se convirtió en central de manera inmediata sino varios años después. En 1983 se crea el Plenario Intersindical de Trabajadores (PIT). En 1984 bajo la consigna “un solo movimiento sindical” se crea el actual PIT-CNT.

¿Por dónde empezamos nosotros?, ¿Porqué no aprovechar esta importante concentración de dirigentes sindicales y trabajadores que se realizará este 26 de marzo en Guayana para conversar seriamente sobre el tema de la unidad? Es crucial dar pasos concretos hacia la unidad sindical. Hoy se requieren las fuerzas más activas del movimiento en las fábricas y centros de trabajo y también las estructuras institucionales para actuar con más eficacia en el escenario internacional de particular importancia en las presentes circunstancias.

(*) Abogado, ex secretario general de Sutiss
Twitter: @tellobenitez

>De la ira al júbilo

>Decisión judicial que liberaba a Ruben González llegó por fax al alcalde de Guayana. Movilización y protesta laboral hizo retroceder al Gobierno. Trabajadores festejaronliberación del secretario general del sindicato de Ferrominera

La ira dio paso al júbilo. La protesta de calle se convirtió en festejo en la amplia calle donde está ubicada la sede de Patrulleros de Caroní, lugar donde Rubén González pasó los últimos 14 meses de su vida junto a los también presos políticos Carlos Chancellor y William Saud.

Varios cientos de trabajadores, numerosos dirigentes sindicales de varias tendencias de Sidor, Ferrominera, Venalum, Alcasa, Bauxilum, Carbonorca, CVG casa matriz, e incluso los de la minera Venrus en huelga que viajaron desde El Callao, los dirigentes de Solidaridad Laboral Orlando Chirinos y José Bodas de la Federación Petrolera; de Polar Caracas Frank Quijada, junto a los diputados de Causa R Andrés Velásquez y Américo DeGrazia, dirigentes estudiantiles de la región y un enjambre de periodistas de todos los medios regionales y nacionales colapsaron las instalaciones del centro policial y el sector adyacente.

Y todos, en una larga y bulliciosa caravana de vehículos partieron desde allí hacia el portón de Ferrominera, una vez que el comisario Saúl Cordero y el alcalde José Ramón López entregaron la boleta de excarcelación que llegó por fax desde la Sala de Casación del TSJ y a pesar de la sentencia condenatoria aún no publicada a 7 años y 6 meses del Tribunal Sexto de Juicio a cargo de la jueza Magda Hidalgo.

Al margen de la satisfacción por el triunfo de la lucha contra la sentencia de y la criminalización de la protesta, todos comentaron la evidencia de la falta de independencia del poder judicial.

El primer anuncio formal de la medida lo hizo Andrés Velásquez que había realizado gestiones ante las autoridades de la AN y el MIJ.

Dirigentes sindicales de Guayana como Henry Arias y Diego Castro (Alcasa), José “Acarigua” Rodríguez y Bulmaro Ramos (Sidor), José Luís Morocoima y Nelson Mora (Bauxilum), Emilio Campos, Robert Pinto (Carbonorca), Leonardo Calderón, Gerardo Pérez y Manuel Díaz (Venalum), Benjamín Moreno y Omar “Múcura” Marcano (FMO), Dennys Sucre (Alcasa) celebraron ruidosamente con González su libertad, luego de muchas jornadas de protesta de calle y en los portones.

Detalle curioso: el canal VTV y el “sistema de medios públicos” que en 17 meses jamás dieron espacio a la noticia ni a la denuncia, ayer se instalaron con microondas y todo.

Rubén González en rueda de prensa afirmó que “este es un triunfo de la unidad y la lucha de los trabajadores en contra de la criminalización de la protesta”. Agradeció a los los medios de comunicación “nuestra lucha pudo trascender al resto de Venezuela y al exterior. Sin ellos no estaríamos libres hoy”.

Anunció que se incorporará a su cargo de secretario general de Sintraferrominera y optará por el cargo en las nuevas elecciones. “Fue triste ver a dirigentes sindicales arrodillados ante el patrono”.

Siguió agradeciendo a las “ONG de Derechos Humanos y en especial a Provea. Gracias a la OIT y el abogado Tello Benítez”

En cuanto a la propuesta de Control obrero señaló que “no sirve porque no es una elección de los trabajadores. Los sindicatos son la organización legítima de los trabajadores”.

>Diputados celebraron salida de González

>

Puerto Ordaz.- Lo que parecía una mañana tranquila en una rueda de prensa rutinaria para los medios de comunicación en la sede de La Causa R, en donde los diputados por el estado Bolívar a la AN, Andrés Velásquez y Américo De Grazzia, junto con gremios sindicales regionales y nacionales se pronunciarían contra la sentencia del líder sindical de la Ferrominera Orinoco, Rubén González, se convirtió en un estruendo noticioso cuando fueron sorprendidos con la información sobre la liberación del mismo.

El encuentro con los medios se inició con las declaraciones del ex gobernador de Bolívar, quien manifestó que la detención de Rubén González no era más que otra persecución política del gobierno del presidente Chávez, pero que en este caso el brazo ejecutor era el gobernador Francisco Rangel Gómez, quien se ha caracterizado por ser una persona que no apoya a la masa trabajadora.

Velásquez prosiguió su discurso diciendo que desde la Asamblea Nacional agotarían todas las instancias para probar que se trataba de otro preso político del Estado, discutiendo este caso en las sesiones plenarias o solicitar un indulto por parte del presidente Chávez, propuesta esta que surgió desde la Mesa de la Unidad Democrática del estado Bolívar.

Apuntó que la situación sindical que se vive en el país, especialmente en Guayana, es una de las más graves que se han vivido en la historia de la democracia venezolana, acotando que para nadie es un secreto que González tenía enfrentamientos con el gobernador Rangel Gómez y el ex ministro del trabajo, José Ramón Rivero.

Antes de darle la palabra a varios de los dirigentes sindicales de otras entidades federales que se sumaron a la protesta por la decisión de encarcelar a González, manifestó que los movimientos sindicales no cesarán su lucha y se defenderán a capa y espada.

Los minutos seguían transcurriendo mientras Velásquez le daba la palabra al representante de Solidaridad Sindical, Orlando Chirinos, quien indicó a viva voz: “repudio la decisión de una jueza que sentenció a González, que fue ordenada por una voz que sólo quiere amedrentar al movimiento sindical”.

Prosiguió diciendo que los trabajadores deben hacerse sentir y solicitar respuestas contundentes, sin importar a qué partido pertenezca, pues se trata de defender la masa laboral y que para ello tienen previsto realizar movilizaciones en varias ciudades del país como Caracas y Carabobo, además de Guayana, donde marcharán el día 11 de marzo, acotando que a esta lucha se sumarán partidos de oposición que defienden los sindicatos.

Quijada señaló que además de luchar por la liberación de González, los trabajadores en la marcha del 11 de marzo también exigirán la salida de Carlos Chancellor y Wiliam Saud, quienes tienen varios años detenidos, esperando sentencia, haciéndole un llamado a los trabajadores a que saquen su arma más poderosa que es la de la conciencia de clase de la masa laboral, tal y como lo establece la Constitución de Venezuela y la Organización Internacional de Trabajadores.

“Liberaron a González”


“Les tengo un dato de última hora, le acaban de dar la boleta de excarcelación a Rubén González”, esas palabras rompieron de manera definitiva la rueda de prensa que estaba por concluir, dándole paso a una partida en caravana de todos los presentes a la sede de la Policía Municipal, con sede en la urbanización Caura, para apoyar al líder sindical de la Ferrominera Orinoco.

Una vez instalados, movimientos sindicales, partidos políticos y amigos del trabajador ferrominero en la Policía Municipal, el diputado Américo De Grazzia, con la boleta en mano, señaló que en esta lucha la participación política de los partidos de oposición jugó un papel determinante en la liberación de González, indicando que a pesar de la medida no están de acuerdo con la decisión pues, a su juicio, González debe gozar de libertad plena.

“Celebramos la medida, pero no nos sentimos totalmente satisfechos, es un régimen de presentación cada 15 días ante los tribunales y nosotros estamos pidiendo libertad plena para Rubén González y todos los presos políticos de Ciudad Guayana” indicó el diputado, mientras los presentes gritaban la consigna “Libertad plena, libertad plena”.

“Revolucionarios”

Luego de conocida la noticia por parte de González, los medios regionales y nacionales lograron entrar a la sede de Patrulleros de Caroní, donde el ferrominero daría una rueda de prensa y agradecería a Dios por la decisión por parte de la Sala de Casación del TSJ, anunciando que está liberado bajo el régimen de presentación.

González dijo que más allá de la lucha sindical se deben revisar las posturas políticas dentro de los sindicatos, pues muchas personas influyeron en que estuviera detenido durante 17 meses, argumentando que dentro de las filas oficialistas hay quienes dicen ser revolucionarios sólo para obtener lucros.

“Aquí hay muchos que pronuncian la palabra revolución y no son revolucionarios, lo que realmente son es calculadores dentro del proceso, que sólo andan buscando cómo lucrarse; para mi, la palabra revolución significa aquella persona que con sus actos puede lograr mejorar el medio ambiente para bendición de su gente y lo tiene que hacer de corazón y no de boca”, indicó.

A pesar de no haber mencionado con nombres y apellidos a esos “revolucionarios”, aseguró que uno de ellos “usurpó” su puesto de secretario general de Sintraferrominera y varios de los que hoy están en el sindicato fueron candidatos a diputados a la Asamblea Nacional, pues sólo buscan intereses políticos.

El ferrominero dijo que se deben revisar con conciencia los casos de sus amigos, Carlos Chancellor y Wiliam Saud, con quienes estuvo detenido durante los 17 meses esperando sentencia.

Palabras para la familia

“Realmente es lindo y es precioso, tengo una familia muy linda, tengo cuatro hijos y cinco nietos, ustedes no se imaginan cómo es mi familia y lo unidos que somos; no se imaginan qué amor le he dado a mi gente, tanto, que compré una cama grandísima para dormir con todos ellos”, puntualizó Rubén González.

“El sistema judicial está secuestrado”


La liberación de Rubén González trajo consigo una serie de afirmaciones que dejan claro el cómo están funcionando las cosas en el país, fue lo que dijo William Saud quien es considerado otro “preso político” del Gobierno.

Saud, vía telefónica, declaró que con la puesta en libertad condicionada de González queda demostrado que “El sistema judicial del país está secuestrado”.

El informante luego de manifestar la gran emoción y la felicidad que le causó que su amigo y compañero esté libre, envió un mensaje a todos los habitantes del territorio nacional diciendo “Sí existen presos políticos en Venezuela y el Poder Judicial no es autónomo”.

Recordó su caso para hacer una comparación a lo que ocurrió con González, “fui condenado a seis años de cárcel por la misma causa que Rubén, defender los derechos de los trabajadores”.

Continuó, “luego de la medida apelamos y aún el documento no ha llegado a la Sala de Casación Penal y reposa en la Sala de Apelaciones desde hace seis meses”.

Caso contradictorio a los hechos actuales, “en menos de 72 horas de la sentencia y sin haber sido publicada, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) a través de la Sala de Casación dicta la medida de libertad condicional”.

Aseguró que “Es evidente que ésto no tiene sentido y que las llamadas telefónicas así como liberan condenan”. Sin embargo las esperanzas para él han crecido, dijo “estoy sumamente feliz porque Rubén nuevamente estará al frente de las luchas sindicales y la opinión pública conoce lo que está pasando”. Finalizó.

Es de resaltar que William Saud tiene un cuadro delicado de salud, los médicos solicitaron conversar con familiares porque padece de obstrucción coronaria, en cualquier momento puede ser víctima de un infarto.

Sin embargo ésto no ha sido motivo de fuerza para que se tomen acciones en su caso, por cuanto requiere con carácter de urgencia servicios de cateterismo; “no necesita casa por cárcel, pues el lugar donde reside no está cerca de los centros de atención médica, lo que él necesita es por lo menos una medida en la que pueda movilizarse para atender su salud”.

Ésto lo dijo Carlos Chancellor, quien también fue entrevistado vía telefónica pues está privado de libertad bajo una sentencia de siete años y tres meses de cárcel por defender los derechos de los mineros y enfrentar a una trasnacional; de su sentencia ha cumplido cuatro años.

“El gobierno está desenmascarado”

Fue la frase con que Chancellor se dirigió al país, “fui objeto de un golpe de estado en el municipio Sifontes, pues el gobierno no ganó la alcaldía por la vía democrática y encontró la forma de nombrar a un alcalde interino de la corriente política oficialista sin ser electo por el pueblo”.

“Éstas cosas el pueblo ya las sabe, el gobierno quedó desenmascarado pues tienen una justicia por teléfono que obliga a jueces a tomar decisiones sin considerar declaraciones de testigos ni sus argumentos” aseguró.

Al igual que William Saud, Chancellor afirmó que existen presos políticos en el país, y “la liberación de González además de los diputados Biagio Pilieri y Freddy Curupe lo confirman” dijo.

En el caso de Rubén, mencionó que la liberación de forma violenta muestra que la presión de la sociedad civil influyó y que una llamada resolvió el caso. Resaltó que el proceso judicial contra su persona y Saud también estuvo viciado y que sin embargo la misma llamada les tiene apresados.

El declarante resaltó ésto pues el cuadro de salud de William Saud amerita un beneficio judicial y sin embargo no lo recibe, en su caso dijo que luego de haber cumplido más de la mitad de la pena impuesta y con una carta de buena conducta y cooperación en el recinto donde cumple condena y ni siquiera han respondido la solicitud de casa por cárcel, tampoco le autorizan una salida para ir al odontólogo.

Chancellor cerró su declaración diciendo que sus esperanzas han crecido, “no se vale rendirse, tampoco perder la fe, la justicia se impondrá por la vía judicial o por la vía electoral”.

Familiares de Rubén González

En medio de la emoción Yaudid González, hija de Rubén González y también trabajadora de CVG Ferrominera Orinoco, C.A., dijo que se enteró de la noticia cuando estaba en el aeropuerto confirmando los pasajes para ir a la ciudad de Caracas en apoyo a su madre.

En cuanto a la forma con la que se trató el caso de su progenitor dijo que “la justicia en Venezuela falló, pues no debió haber pasado tanto tiempo para dictar la medida de libertad”.

Resaltó la manipulación de la jueza que llevaba el caso y que luego se burlaron de ella contradiciendo la sentencia, llamó a los profesionales de la justicia a no perder los valores éticos ni por un cargo público ni por dinero.

>Convocan a marcha en Guayana el 11 de marzo

>El diputado de la Asamblea Nacional Andrés Velásquez señaló que no están de acuerdo con la medida cautelar de libertad con régimen de presentación cada 15 días. “Rubén González no ha cometido ningún delito, seguimos insistiendo en eso” y es un “preso político”. Por ello continuarán luchando para que obtenga su libertad plena.

Varios sindicalistas de empresas privadas y públicas del país, así como de las empresas básicas de Guayana hicieron acto de presencia en el sitio, luego de varios días de protestas y “operación morrocoy” por todo el país pues consideran que la sentencia del tribunal consistía en una represión del movimiento sindical.

Velásquez informó que el 11 de marzo realizarán una marcha en Guayana, con la respectiva paralización de las empresas de la zona, en protesta por esta “agresión contra los trabajadores” del país.

Con respecto a los otros detenidos por la misma causa que se le seguía a González, el Parlamentario afirmó que “es posible que pronto, muy pronto, tengamos una grata noticia como la que se acaba de dar hoy”. Junto a González estaban Carlos Chancellor, alcalde del municipio Sifontes y William Saud, dirigente de la zona sur del estado Bolívar.

José Boda, dirigente sindical del sector petrolero, calificó la firma de la boleta de excarcelación como un logro de los trabajadores que demuestra que cuando todos se unen alcanzan sus metas.

Henry Arias, director laboral de Alcasa, expresó: “nosotros creímos en el diálogo con los jóvenes de Operación Libertad, hay que darle las gracias a los estudiantes. Seguiremos luchando por la libertad plena”.

El Siglo

>En libertad sindicalista Rubén González (No plena) – [Videos]

>Este viernes firmaron la boleta de excarcelación del sindicalista Rubén González, tras 17 meses en prisión. El diputado Andrés Velásquez dio la información y declaró que los trabajadores de las empresas básicas de Guayana celebran la decisión.

“La presión de los trabajadores y la fuerza moral de los trabajadores, que se ha venido haciendo desde que se dictó la setencia aquí en Guayana, está dando frutos”, aseguró Velásquez.

González deberá presentarse cada 15 día ante el tribunal.

Los estudiantes y los mediadores de la Operación Libertad tuvieron activa participación para que el sindicalista fuera liberado.

A su salida Rubén González reiteró “No cometí ningun tipo de delito, defendí a los trabajadores”.

González agregó “Le doy gracias a dios porque mi estado de salud ha estado muy buueno, durante este tiempo, estoy agradecido del comisario Saúl Cordero y todo su equipo, he tenido un trato muy solidario”. “Nosotros no somos guarimberos, somos luchadores y nos eligeron los trabajadores”.

Agradeció a todos los que se solidarizaron con su justa causa, “que es la de todos los trabajadores”, sin embargo expresó que no está totalmente satisfecho,” porque todavía a los trabajadores no se le han pagado sus pasivos laborales”.

El caso

La jueza Magda Hidalgo, del estado Bolívar, al sureste de Caracas, condenó el martes a González a siete años, seis meses y 21 días de cárcel por los delitos de “instigación a delinquir, violación de zona de seguridad, agavillamiento (reunión para delinquir) y coacción a la libertad de trabajo”.

González, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera del Orinoco, incurrió en estos delitos, según la sentencia citada por medios locales, durante unas jornadas de protesta para reclamar el cumplimiento del contrato colectivo que ampara a los trabajadores de esa empresa estatal.

Con informacion de LaPatilla.com, Video cortesía Globovisión y Prensa La Causa R




>Rubén González no está conforme con libertad condicional

>El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Ferrominera (Sintraferrominera), Rubén González, recibió una boleta de liberación. El Tribunal Sexto de Juicio, a cargo de la jueza Magda Hidalgo, dictó una sentencia de 7 años, 6 meses, 22 días y 12 horas de prisión en su contra el pasado lunes.

El sindicalista informó que estará en libertad bajo medida de presentación cada 15 días pero aclaró que no está conforme con la medida porque no le notificaron que ocurrirá con la sentencia de 7 años. Señaló que él no cometió ningún delito y sólo defendió el derecho de los trabajadores.

“La presión de los trabajadores y la fuerza moral de los trabajadores, que se ha venido haciendo desde que se dictó la setencia aquí en Guayana, está dando frutos”, aseguró el diputado Andrés Velásquez a las afueras de Patrulleros del Caroní, donde se encuentra detenido González. Dio a conocer que realizarán una manifestación en próximo 11 de marzo.

El dirigente fue condenado por los delitos de agavillamiento, restricción del derecho al trabajo, cierre de vías, instigación a delinquir y violación de las zonas de seguridad tras encabezar una protesta que paralizó durante 16 días las operaciones de la sede de Ferrominera en Ciudad Piar, para exigir la discusión del contrato colectivo.

Familiares y amigos se encuentran a las afueras de Patrulleros del Caroní, donde se encuentra detenido.