Inicio > Andres Velasquez, Notas de Andres > Las notas de Andrés Velásquez / ¿Cuál humanización de cárceles?

Las notas de Andrés Velásquez / ¿Cuál humanización de cárceles?

A decir verdad, en el pasado y en el presente las cárceles venezolanas siempre han sido consideradas por los gobiernos un depósito de gente. Sólo que ahora, al igual que otros casos, se ha empeorado debido a la gran incompetencia de este régimen. El gobierno mediante su aparato de propaganda vendió la idea de que las cárceles estaban en un proceso de total humanización. Y como ya es costumbre en esta administración, el mencionado plan no pasaba de ser simple propaganda. Todo era mentira. Los penales en Venezuela han empeorado con este gobierno. La infraestructura se encuentra en condiciones deplorables. El incremento desmedido de la violencia con elevados índices de homicidios y lesionados nos presenta como el sistema penitenciario más peligroso de América Latina. La falta de construcción de nuevos centros de reclusión ha hecho crónico el hacinamiento. En fin, las condiciones de nuestras cárceles son crueles, inhumanas y degradantes -así lo considera la Convención contra la Tortura de las Naciones Unidas-, agreguemos ahora las nuevas realidades que se viven dentro de nuestros penales. Estos son totalmente controlados por mafias de internos que desde dentro actúan organizadamente con bandas externas de la cual forman parte personal del Ministerio Interior y Justicia y la Guardia Nacional. Es decir, funcionarios corruptos que potencian el horror de nuestras cárceles permitiendo que el dominio lo tengan los reos y no el Estado. Permitiendo la entrada de todo tipo de armas: ametralladoras UZI, Ingram, pistolas 9 mm, granadas, fusiles de asalto, revólveres de todos los calibres. Ese arsenal en manos de nuestros presos con la suficiente dotación de municiones, como para echarse plomo corrido durante una semana entera, sólo es posible por la complicidad degradante del estado generalizado de corrupción que caracteriza a este régimen.

Lo ocurrido durante estas dos semanas en El Rodeo I y II revela hasta dónde este gobierno nefasto ha sido permisivo en las cárceles de todo el país. Ha mostrado el verdadero rostro de su mal llamado plan humanizador.

No eran trombones, ni violines o flautas lo que suministraba el gobierno para organizar orquestas sinfónicas de reclusos. Eran armas para dotar a los jefes de mafias o pranes como ahora se les conoce en el léxico de la prisión. Aquí en Bolívar las cosas no son diferentes a El Rodeo o a La Planta. Todas las prisiones están bajo el control de los detenidos. Todas las cárceles cuentan con un arsenal impresionante de armas en manos de los reos. En todos los centros tienen comunicación mediante redes antisociales, para dirigir delitos desde adentro.

Todos recordamos que en la cárcel de Vista Hermosa, en el camión de una contrata que prestaba servicios para la Dirección de Servicios Generales de la Gobernación del estado Bolívar fue encontrado un cargamento de bebidas alcohólicas, drogas y armas en el interior de unos cajones de sonido que la ejecutivo regional les facilitaba para que los procesados montaran parrandas todos los fines de semana en la que en ocasiones contrataban orquestas y cantantes nacionales.

Universidades del crimen

Nuestras cárceles son universidades del crimen. No hay políticas del Estado que permita que sean recintos para la recuperación y reinserción de delincuentes a la sociedad. La inadecuada distribución de presos permite la mezcla de asesinos con procesados por un accidente de tránsito, por ejemplo, con lo cual alguien que incurre en un delito simple tiene que verse obligado a luchar por su vida. Procesados por delitos menores que son doblemente prisioneros: por un lado, privados de libertad externa por unos tribunales que no respetan el debido proceso y por otro, rehenes de los jefes de mafias a quienes sus familiares tienen que pagarles protección interna.

La ausencia de políticas carcelarias se ha puesto en evidencia por los sucesos de El Rodeo y toda esta horrenda situación está aparejada al tema de la inseguridad que se vive en todo el país. Todo está encadenado en este desastre: la inseguridad, las cárceles, los tribunales, el Ministerio Público y la corrupción reinante.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: