Inicio > El Nuevo Sindicalismo, Jose Saracual, La Causa R > “Trabajadores divididos, es ganancia de patronos”

“Trabajadores divididos, es ganancia de patronos”

Cristóbal Pierluissi H.

Especial para El Progreso

Para José Saracual, trabajador siderúrgico con más de 28 años en la fábrica de tubos, hoy TAVSA, y miembro del Nuevo Sindicalismo, la división de los trabajadores y del movimiento sindical, sólo beneficia a los patronos, ya sean privados o del Estado, porque en fin de cuentas, como hemos sostenido siempre, “patrono es patrono”.

-En ese sentido -puntualiza- para poder lograr que el patrono comprenda la justeza de nuestras luchas y otorgue las reivindicaciones que el colectivo de los trabajadores requiere, es necesario que permanezcamos unidos. Haciendo un símil con aquel refrán que dice que “en río revuelto, ganancia de pescadores”, hoy podemos decir con propiedad y por tantos ejemplos dentro del movimiento sindical, que trabajadores divididos, ganancia de patronos.

Formuló un llamado “hoy más que nunca”, a la unidad de todos los trabajadores de las empresas básicas y de Guayana en general, “frente a esta realidad que nos asedia, ante un patrono que no se para en nada para, cada día que pasa inventar cuantas triquiñuelas y parapetos, al estilo de control obrero y grupos para sindicales, con el objeto de intentar quebrar la unidad de los trabajadores, ponerlos a pelear entre nosotros mismos y de esa forma seguir destrozando a las empresas y tratar de liquidar al movimiento de los trabajadores, a sus organizaciones legitimas e históricas, como son los sindicatos y frenar las luchas por las reivindicaciones socioeconómicas y por el ejercicio pleno de nuestros derechos entre estos el relativo a la libertad sindical, al ejercicio democrático.

“Nos quieren dividir más de lo que estamos, llevan grupos de choque, gente extraña a las empresas para provocar y arremeter contra los legítimos dirigentes y los propios trabajadores, con el saldo de lesionados que han ocurrido últimamente, siendo el más emblemático el compañero José Luís Morocoima, con quien reiteramos nuestra so0lidaridady exigimos castigo a los responsables materiales e intelectuales de la agresión”, expresó Saracual, visiblemente preocupado.

Fuero ciudadano

Indicó, que “jamás en Guayana se había suscitado situaciones de violencia en los portones de las empresas que tradicionalmente han sido escenario y esa especie de foro donde de manera plural y democrática, se expresan todas las corrientes de opinión que hacen vida en las empresas de Guayana y de los trabajadores en su conjunto, pero que a su criterio, el gobierno ha venido a arremeter en contra de la convivencia y la paz laboral y más que el fuero sindical, “que ya es bastante y grave”, “se trata de violar y vulnerar el fuero ciudadano, a lo cual debemos aferrarnos todos”,

“Situaciones como estas, de poner a enfrentarse a hermanos contra hermanos, no deben repetirse y son los propios trabajadores quienes tienen que rechazar y aislar a los violentos, sean del color político y la jerarquía que ostenten circunstancialmente”, concretó.

Reivindicó, la unidad de todos los trabajadores alrededor de los reclamos relacionados con falta de insumos, materias prima, repuestos, apoyo financiero y recuperación de las empresas y todo lo que tiene que ver con los pasivos laborales y las contrataciones colectivas, la libertad sindical y de expresión, y la vigencia de los sindicatos.

Saludó acuerdos

José Saracual, finalmente saludó que se haya producido acuerdos importantes luego de que los parlamentarios de Guayana interpusieran sus buenos oficios haciendo uso de su derecho de palabra ante la Asamblea Nacional y se le diera oportunidad a los dirigentes el sector aluminio, para plantear la problemática existente en las empresas y que como consecuencia de ello la próxima semana vendrá la zona la Comisión de Asuntos Sociales del parlamento nacional a conocer de manera directa la situación de las empresas de Guayana, especialmente las del aluminio, incluidas Bauxilum y Carbonorca.

Igualmente, que la AN haya mediado en el caso de los trabajadores de la construcción de Ciudad Bolívar que se hallaban en huelga de hambre frente a la Embajada de Brasil, en Caracas, en demanda de pago de sus salarios y prestaciones.

“Eso significa que valió la pena la lucha de los compañeros de Carbonorca, Venalum, Alcasa y los de la construcción y alrededor de esa lucha es por donde debemos comenzar a reconstruir la unidad de acción de los trabajadores y sus organizaciones autónomas y democráticas, libres de ataduras partidistas y de patrono alguno, sea privado o público”, finalizó José Saracual, trabajador de TAVSA y dirigente del Nuevo Sindicalismo.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: