Inicio > Tello Benitez > >Democracia, educación y trabajo / Por: Tello Benitez

>Democracia, educación y trabajo / Por: Tello Benitez

>El abogado y ex secretario general de Sutiss, Eleuterio “Tello” Benítez”, estrena en las páginas de Correo del Caroní un espacio de opinión orientado a los trabajadores y a la relación de éstos con los cambios sociales, políticos y económicos que afectan a la región Guayana y al país.

La sentencia a Rubén González y la libertad sindical en Venezuela

La libertad sindical es uno de los derechos humanos fundamentales que se orienta a posibilitar mejores condiciones de vida para todas las personas y a la organización de los trabajadores para su defensa, reivindicación y participación. Hoy la libertad sindical está estrechamente asociada a la democracia y a los demás derechos humanos.

La libertad sindical también está estrechamente asociada al concepto de trabajo decente, no puede existir trabajo en condiciones de dignidad, igualdad, equidad, seguridad, y protección social para los trabajadores y sus familias, es decir, trabajo decente, sino existe la libertad sindical. No pueden existir beneficios para los trabajadores y convenciones colectivas sino existe la libertad sindical. Se conculca el derecho a huelga cuando se pretende ventilar los problemas laborales en los tribunales penales, porque, además de trasferir los problemas laborales al derecho penal, se impone la intimidación, el miedo y el terror.

El sindicalismo tiene sus actividades propias que deben ser ejercidas sin que sobre las mismas pese la amenaza de un fiscal del Ministerio Público y un juez o jueza penal, que ignoran el mundo del trabajo y pretenden aplicar tipos penales donde no deben ser aplicados, y con ello no estamos defendiendo ninguna impunidad de los trabajadores y dirigentes sindicales. Esa amenaza es más patente en la Venezuela de hoy por el carácter de funcionarios dependientes del Ejecutivo macional que tienen la mayoría de los jueces.

Guayana sigue siendo escenario de hechos laborales importantes. En un país, donde el modelo OIT, es poco conocido, Guayana contribuye al conocimiento de ese modelo al llevar una nueva queja al Comité de Libertad sindical que produjo un pronunciamiento el 19 de noviembre de 2010 (358º informe del Comité de Libertad Sindical) con relación al caso de Rubén González y otros, en el cual se estableció “que los hechos imputados contra este dirigente no justifican su detención provisional o arresto domiciliario desde septiembre de 2009 y pide al Gobierno de Venezuela que se le libere sin demora en espera de la sentencia y que sea debidamente indemnizado por los daños y perjuicios sufridos”. Esto debió ser comunicado rápidamente por la ministra del Trabajo a la jueza Magda Hidalgo, pero sospechando que el gobierno no lo haría, el Sindicato Único de Empleados Públicos de la CVG, Sunep-CVG, procedió a informar a la jueza mediante comunicación de fecha 14 de diciembre de 2010.

La última responsabilidad para garantizar el respeto de los derechos de la libertad sindical corresponde al Gobierno, el cual debe velar por la aplicación de los convenios internacionales del trabajo en materia de libertad sindical, que ha ratificado libremente y que deben ser respetados por todas las autoridades estatales, incluidas las judiciales.

El incumplimiento de las convenciones colectivas y demás beneficios laborales es una política de Estado para criminalizar las actividades sindicales, esto lo constatamos a diario. El caso Rubén González es el más relevante, pero más de 200 dirigentes sindicales sometidos a régimen de presentación a nivel nacional. La sentencia contra un trabajador a 7 años, 6 meses y 22 días y 12 horas nunca había ocurrido en Venezuela y menos por sus actividades sindicales. Esto es un gravísimo precedente que debe ser enfrentado con la mayor claridad, unidad, fuerza, y firmeza de todo el movimiento sindical y de los trabajadores. El hecho de que Rubén González haya sido puesto en libertad condicional el jueves 3 de marzo de 2011, no resuelve los problemas de violaciones a la libertad sindical. Para el gobierno, Rubén González, es culpable, lo sigue enjuiciando, e incluso, lo tuvo preso sin sentencia alguna hasta el 28/02/2011, aun cuando la OIT le había pedido que lo liberara sin demora en noviembre de 2010.

(*) Abogado. Ex secretario general de Sutiss

Anuncios
Categorías:Tello Benitez
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: