Inicio > Andres Velasquez, ¿Libertad Sindical?, Tello Benitez > >Balón del caso Rubén González pasa ahora a manos de la OIT

>Balón del caso Rubén González pasa ahora a manos de la OIT

>

7 años, seis meses, 21 días y 12 horas fue la sentencia que le dieron al dirigente Rubén González El Comité de Libertad Sindical de la OIT conocerá nuevamente del caso el 3 de este mes Velásquez recordó que el líder ferrominero era simpatizante del chavismo En Guayana preparan actos para exigir la liberación de Rubén González

“Me afligen las lágrimas de mi esposa, hijos y nietos…estaba listo para esta injusticia”

Rubén Rodríguez

Secretario general de Ferrominera, condenado a pagar una pena de siete años y seis meses de cárcel

“El líder ferrominero era simpatizante del chavismo, cuestión que poco le sirvió a la hora de defender los derechos”

Andrés Velásquez

Diputado de la AN

El líder sindical ofrece nombres de quienes testificaron en su contra en el tribunal

Hoy en la Fiscalía Nacional en Caracas se realizará una concentración Rubén González se aferra en su fe para poder entender esta injusticia

“Es una puñalada al corazón del movimiento sindical que hoy debe unirse”

Henry Arias

Director Laboral de Sintralcasa

“Tenemos mucha rabia y tristeza, pero la lucha continuará, hasta verlo liberado”

José Acarigua Rodríguez

Director Laboral de Sutiss

“Durante el Gobierno de Hugo Chávez ha habido la mayor violación a la libertad sindical”

Tello Benítez

Abogado laboral 

Carmen Carrillo

Especial

Ciudad Guayana. Quien crea que Rubén González está contra el piso por la sentencia de la jueza Magda Hidalgo, del Tribunal Sexto en lo Penal, está equivocado. El dirigente sindical y secretario general de Sintraferrominera, tiene el mismo ánimo de siempre, porque asegura “mi religión me da la fortaleza para seguir adelante”.

Este lunes fue condenado a 7 años, seis meses, 21 días y 12 horas de prisión. Ahora le toca a su defensor, Ítalo Atencio, apelar. Y a partir de mañana su caso será analizado en la Organización Internacional del Trabajo, que en noviembre le exigió al Gobierno su liberación.

“Lo único que me aflige son las lágrimas de mi mujer, mis hijos, mis cinco nietas, mis amigos, mis hermanos, mis compañeros trabajadores, porque uno sabe que lo que hicieron fue una injusticia. Si no, cómo se explica que a la jueza, cuando fue a dar el veredicto, las manos le temblaban”, dijo Rubén González.

El trabajador de Ferrominera tiene 51 años de edad. De cumplirse la pena porque en el tribunal de Alzada ratifiquen la condena, tendría casi 59 años cuando fuese liberado al fin.

-¿Su abogado irá a los tribunales de alzada?

Sí, esperamos que nos entreguen la sentencia y sobre esa explicación presentaremos apelación de esta sentencia descabellada.

Aunque se muestra recio, asegura que estaba listo para esta injusticia.

“Yo estaba convencido de la libertad plena porque los delitos que me imputan en ningún momento los cometí y la acusación no pudo probarlo. Nosotros llevamos 68 testigos y los funcionarios del Cicpc, los cuatro que asistieron, no pudieron probar las acusaciones de agavillamiento, instigando a delinquir en los patios de Ferrominera”, señala.

-¿Es cierto que cinco funcionarios de confianza de la empresa Ferrominera (FMO) declararon contra usted?

Sí, fueron Domingo Rangel, Jesús Rávago, Stefarelli, Bello, y Torrealba. Yo me pregunto, cómo pudieron declarar en mi contra, si cuando el paro ellos no estaban trabajando porque son empleados de confianza de la empresa. A quien tenían que haber llevado era a los trabajadores que sí estuvieron en la protesta, responde.

Pero agrega, los trabajadores de Ferrominera declararon, y lo certificaron mediante su testimonio, que hicieron el paro y me llamaron a mí para que, como su dirigente sindical, mediara en el conflicto, y eso fue lo que yo hice.

Destaca que en el juicio, Domingo Rangel dijo “que yo, Rubén González, estaba en el kilómetro 4.5 y que había parado un tren; pero cómo hago eso si yo no puedo. A él le preguntaron con quién andaba cuando eso ocurrió, y Rangel respondió que con tres GN y varios vigilantes, pero él no conocía a nadie, porque no se sabía el nombre de ninguno”.

Asegura Rubén González que cuando el mismo presidente de la empresa, Raddwan Sabbagh, fue a declarar en su contra, le preguntaron sobre un problema del tren en el kilómetro 4.5, a lo que respondió que nunca fue informado, y cuando se le preguntó a Omir Torrealba, gerente de ferrocarril, tampoco pudo responder porque no estuvo en el sitio, pero pareciera que la jueza sí estuvo, porque ella fue la que tomó la sentencia, dice.

“Estos empleados de confianza de la empresa van a decir lo que le conviene a la empresa. Ahora, si ellos llevan trabajadores que hubieran dicho que yo los amenacé, los obligué a no trabajar, ok, pero nada de eso ocurrió”, advierte.

Claro, afirma, las instituciones judiciales no se adaptan a la norma sino a un teléfono.

-Su sentencia es un precedente, ¿eso significa que habría que aplicarle el mismo principio a José Gil, de Sintralcasa, quien paralizó la planta 35 días, y a Gerardo Pérez y Manuel Díaz, de Sutralum y Sutrapuval, que pararon Venalum 15 días?

Eso no puedo decirlo porque Manuel, José y Gerardo, estaban representando los derechos de los trabajadores, todos lo hicimos igual, defendemos a los trabajadores, como lo hicieron en Alcasa y en Venalum, a mí me criminalizaron y yo no puedo querer eso para ellos. Yo sería incapaz de pedir que los pongan presos, dijo.

-¿Su sentencia es parecida a la de Chancellor y de William Saud?

Si hasta el mismo tiempo, siete años. Lo que pasa es que hay privilegio, por ejemplo en FMO hay dirigentes sindicales que hacen y deshacen y no pasa nada, a ellos los protege el Gobierno, pero bueno, a mí me protege Dios, y no busco otros padrinos.

Se desconocen derechos fundamentales

Por su parte, Tello Benítez, abogado laboral, ex dirigente sindical y representante de organismos internacionales laborales, considera que al caso de Rubén González es un problema sindical que se le ha dado una solución penal.

“Las actividades sindicales no pueden criminalizarse por esta vía porque eso implica desconocer otros derechos fundamentales del ser humano, como lo es el derecho a la huelga, al desempeño de la libertad sindical”, dice.

La nueva lucha es sacar este expediente sindical del universo penal y llevarlo al ámbito de la justicia normal, ordinaria.

Anuncia que el Comité de Libertad Sindical de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) fue notificado de esta decisión y se reúnen a partir mañana 3 de marzo. Además ya tienen en su poder, no sólo el expediente sino todas las notificaciones urgentes, así como la acción producida por un tribunal penal para un dirigente sindical, a fin de que el organismo notifique al Gobierno y éste haga las gestiones necesarias para que se le devuelva la libertad sindical a Rubén González.

A Venezuela se le complica la situación, sobre todo ante la OIT, pues termina de ser admitida una queja por el sindicato del Ince. Además, bajo esta administración es cuando más ha sido acusado el país por la cantidad de violaciones a la libertad sindical, dijo Benítez.

El Gobierno tendrá que responderle a 182 países, “porque la libertad sindical es un derecho humano, esa ausencia crea un terror en la masa laboral, y los dirigentes sindicales se sienten intimidados, y eso va a hacer que la gente no luche por sus derechos, y afecta las discusiones de los contratos colectivos”.

“El responsable de la libertad de Rubén González es el Gobierno y debe garantizarlo, y eso incluye al poder Judicial, de eso ha sido notificada la jueza Magda Hidalgo, pues Sunep-CVG le informó a ella, antes de la sentencia, que estaba violando convenios internacionales”, concluye Benítez.

No nos contenta la decisión

Alfredo Spooner, secretario general encargado de Sintraferrominera, aseguró que “todos en el sindicato nos sentimos muy mal por la decisión contra Rubén, estuvimos juntos casi 17 años y eso es como un matrimonio, nos duele, no lo compartimos”.

-¿No temen ustedes ser objeto de la misma acción por las protestas?

Hemos realizado 34 protestas en reclamos por pagos pendientes. Lo que nosotros cuestionamos es el método, no se pueden romper las instalaciones de la empresa en aras de la libertad sindical, y no puedes tener como abogado y rodearte de gente a la que combatiste durante 17 años y quienes esquilmaron los derechos de los trabajadores y a los que uno junto a Rubén combatió.

Nosotros junto a Rubén, vencimos a los adecos, quienes durante 28 años habían controlado el sindicato de Ferrominera y quienes siempre se habían plegado a los intereses de la empresa, discutiendo contratos colectivos desconociendo derechos de los trabajadores, dice.

Criminalización de la protesta

Ildemaro Vallés, secretario general del sindicato de la construcción (Sutic-Bolívar), uno de los más grandes, dice que la condena contra Rubén González es una aberración jurídica que no encuadra en ningún efecto de las leyes.

Ese acto es el principio y el fin de un atentado contra la libertad sindical y contra los derechos de los trabajadores, su delito fue defender a los trabajadores y eso fue lo que él hizo.

Esto pone en peligro a todos los trabajadores. “Aquellos compañeros de Rubén que ni siquiera pudieron abrir la boca para defenderlo, deben tener claro que hoy le toca a Rubén, pero mañana les puede tocar a ellos”, concluye.

Mensajes a los trabajadores

William Saud y Carlos Chancellor, presos también por los mismos delitos y el mismo tiempo, además de compañeros de infortunio de Rubén González, están convencidos de que con esta sentencia contra Rubén, como antes contra ellos, el Gobierno lanza mensajes a los trabajadores para que no protesten. Por cierto, cada uno de ellos ya ha cumplido la mitad de su sentencia, lo que les daría el beneficio de la libertad, y en el caso de Saud, sería por razones de salud.

Para ellos lo de Rubén es el mismo patrón que ya tiene pautado el Gobierno contra los dirigentes sociales y sindicales.

José Luis Alcocer, junto a Carlos Piñango y Bulmaro Ramos, de Unidad Matancera, expresan que los trabajadores de todas las tendencias debemos entender que la sentencia representa un atropello y un intento de amedrentamiento en contra del movimiento sindical. “Este hecho muestra la clara naturaleza antiobrera del régimen chavista”.

” Es un hecho que en su esencia lo que exhala es odio en contra de la clase trabajadora, es además la apertura hacia el camino de eliminar los sindicatos y las contrataciones colectivas expresadas en el plan socialista Guayana 2009-2019″, advierten ambos sindicalistas.

“Rubén González es un preso político, un preso de José Ramón Rivero, del gobernador Rangel Gómez y del propio Presidente de la República”, concluyen.

Una puñalada

Ahora bien, tanto José Acarigua Rodríguez, ex presidente de Sutiss, como Henry Arias, director laboral de Alcasa, acompañaron en este periplo judicial a Rubén González; por ello el lunes en la noche no disimularon su rabia y su tristeza y dijeron que esta sentencia de la jueza Magda Hidalgo en contra de Rubén González era una puñalada al corazón del movimiento sindical.

Luchas internas del Psuv

El diputado a la Asamblea Nacional por el estado Bolívar, Andrés Velásquez, también repudió en duros términos la condena de siete años y medio de prisión impuesta contra el secretario general de Ferrominera, Rubén González, a consecuencia de su participación como líder en la huelga realizada en esta empresa durante el año 2009. Acusó al gobernador Francisco Rangel Gómez de tener “sus manos metidas” en esta decisión judicial, así como también “a un sector de las luchas internas del Psuv, dirigido por el esquirol Alfredo Spooner y otros, que quieren mantener a Rubén González tras las rejas”.

El Mundo
Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: