Inicio > La Causa R > Perdieron todos sus beneficios empleados de empresas expropiadas

Perdieron todos sus beneficios empleados de empresas expropiadas

En la Costa Oriental del Lago hoy los trabajadores ganan al día salario mínimo cuando antes devengaban en una semana más de 1.200 bolívares

La euforia que embarga desde el lunes a los sindicalistas chavistas de Sidetur, quienes están dándoles vivas al jefe del gobierno por la expropiación dictada contra esa empresa, fue la misma reacción que experimentaron los de las empresas básicas de Guayana.

Hoy son perseguidos, amenazados y hasta encarcelados cuando apenas abren la boca para quejarse o protestar por las desmejoras que han tenido ellos y todos los trabajadores, declaró en rueda de prensa Alfredo Ramos, diputado-lista de Lara por la Mesa de la Unidad.

“Esa es una alegría de tísicos y fue la misma que vimos en los rostros de los sindicalistas de las empresas básicas”, comentó. En Sidor han perdido todos los beneficios económicos y Chávez los acusó de tener privilegios por el solo hecho de haber logrado conquistas laborales en el correr de los años y se habían hecho merecedores de atención médica mediante seguros de Hospitalización, Cirugía y Maternidad.

Aún más: esos trabajadores eran accionistas clase B y, por tanto, percibían entre 6 y 8 millones de bolívares de los viejos cada tres meses, destacó. De los 15 mil accionistas que estaban en ese nivel, 8.000 eran jubilados. Hoy reciben cero como los demás, que están activos.
Situación similar se presentó con los de la Cantv, cuyas acciones se cotizaban en la bolsa, pero ahora esos trabajadores han quedado sin ningún beneficio, ya que pensaron que la expropiación les iba a beneficiar, pero la realidad es que los ha perjudicado.

Y en peores condiciones se encuentran los de la Costa Oriental del Lago, ya que al gobierno dictar medidas contra las contratistas de Pdvsa, ahora apenas ganan el salario mínimo, lo cual no les alcanza sino para comprar la comida de su familia, comentó. Antes devengaban a la semana más de 1.200 bolívares y podían hacer las exigencias a sus patronos.

Chávez no acepta quejas, protestas, ni manifestaciones de trabajadores, declaró Ramos. Ahí tienen el ejemplo de Rubén González, dirigente sindical chavista, quien está preso, precisamente, por haber dirigido una protesta de obreros.

Ahora que los sindicalistas chavistas están muy eufóricos, hablando bondades de la expropiación de Sidetur, pero no se fijaron en lo que ha ocurrido con sus colegas de otras partes del país.

Porque la verdad sea dicha, manifestó. Las empresas básicas se han hundido por la mala administración de los interventores, quienes no tienen conocimiento del trabajo que deben cumplir, ya que son escogidos por el gobierno por el solo hecho de ser militantes del PSUV.

Y eso que ha ocurrido en Guayana está pasando en las demás empresas que ha tomado por la fuerza el Ejecutivo Nacional, adicionó. Por tanto, este jueves, en Caracas, nos reuniremos los factores democráticos para organizar una gran movilización nacional contra las expropiaciones, para defender la propiedad privada y el patrimonio familiar.

Anuncios
Categorías:La Causa R
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: