Inicio > Chema, La Causa R > José María "Chema" Fernández: “Guayana ha pensado mucho tiempo en acero y en aluminio”

José María "Chema" Fernández: “Guayana ha pensado mucho tiempo en acero y en aluminio”

“La ciudad tiene que decidir y pensar qué queremos y hacia dónde vamos”, es el punto de partida de una discusión aún joven, pero que demanda tiempo y dedicación de los habitantes de Guayana, una zona que trasciende a Puerto Ordaz, epicentro del desarrollo industrial hoy en franco deterioro. El profesor jubilado de la Unexpo, José María Fernández, quien se desempeñó en el área de formación de recursos humanos para las empresas básicas, rescata el éxito del Modelo Guayana porque contó con organización y una institución (CVG) que ejecutara tres grandes objetivos: concretar el desarrollo hidroeléctrico del río Caroní, desarrollar la siderúrgica y construir una ciudad.

►Que la carrera Metalurgia en la Unexpo se enfoque sólo en acero y aluminio es negativo, pues hay una cantidad de minerales en Guayana que deberían estar desarrollándose, opina el Doctor de Formación, Empleo y Desarrollo Regional.

Antes de iniciar la entrevista, José María Fernández (mejor conocido en los círculos que frecuenta con la mote “Chema”), se permite una deferencia: “en primer lugar, quiero hacer esta observación que, para mí, es pertinente: yo celebro, y estoy muy contento, de que se esté abriendo un debate sobre modelos de desarrollo”.

Con el tema preconcebido, Fernández insiste en que no hay otra manera de iniciar. Quien este mes cumplirá 40 años en la localidad, se dispone así a cantar verdades y edificar propuestas para suplir lo que, sentencia, ya tuvo su fecha de caducidad: el Modelo Guayana.

“He estado en reuniones diferentes donde he propuesto el cambio de modelo para Ciudad Guayana. En el año 2000 escribí una especialización titulada Ciudad Guayana: de polo de desarrollo a desarrollo endógeno. Todavía (sobre) esa palabrita (endógeno) no se discutía en Venezuela. El concepto de desarrollo endógeno el Gobierno lo desnaturalizó, y le dio un sentido diferente del que realmente es. Por eso prefiero hablar de desarrollo local”, expone.

Pese a que las cámaras empresariales y los medios de comunicación alienten el debate sobre el modelo de desarrollo que debería prevalecer en Guayana, considera que aún descuellan las percepciones erróneas sobre el concepto.

“El modelo de Guayana fue muy exitoso, en el sentido de que se organizó muy bien. Primero, se tenían el modelo, el plan, y segundo se creó la organización, que es la Corporación Venezolana de Guayana, a la que se le fijaron tres objetivos: concretar el desarrollo hidroeléctrico del río Caroní, desarrollar la siderúrgica y construir una ciudad. Ese plan se logró, no fracasó”, asegura.

Puntualmente

– ¿En qué momento se detuvo ese plan?

– No funcionó quizás porque no se concretó el plan de que los minerales se convirtieran en productos terminados. Eso no se logró en Guayana, sino en el centro del país. Muy poco efecto tuvo aquí ese desarrollo aguas abajo, aunque sí se intentó diversificar con otras empresas. Nunca he visto, por ejemplo, que las empresas del aluminio hayan tenido una fuerza grande. Por el contrario, hoy se escucha que están en crisis.

Cuando digo que hay que ver otro modelo de desarrollo es porque las grandes compañías y las grandes inversiones generan economías externas, como los proveedores, y toda la economía de Guayana ha girado en torno a esas empresas e, incluso, las universidades se han centrado, fundamentalmente, en el desarrollo de esos productos.

– ¿Y eso ha sido nocivo?

– No es que haya sido nocivo al principio, pero sí es nocivo actualmente, porque el hecho de que, por ejemplo, Metalurgia en la Unexpo sólo se enfoque en acero y aluminio, me parece negativo, pues hay una cantidad de minerales en Guayana que deberían estar desarrollándose. Guayana ha estado centrada, demasiado tiempo, en pensar en acero y en aluminio. El paradigma que se ha creado aquí es que, para que haya desarrollo, hay que invertir en grandes empresas, es decir, que cuando no hay inversiones en esas grandes factorías, Guayana se paraliza.

– Y tal concepción es errada…

– ¡Claro! Debe haber otra visión sobre el desarrollo local. Cuando se creó el polo de desarrollo de Guayana, no había a quién consultar porque no había ciudad, pero hoy día sí hay una ciudad de 800 mil habitantes con instituciones, gremios, cámaras y sindicatos. Esa ciudad tiene que decidir y pensar qué queremos y hacia dónde vamos. Ese es el primer lugar del nuevo modelo. El otro es reflexionar sobre si esta urbe va a ser sólo acero y aluminio.

No se trata sólo de eso, sino en pensar en las potencialidades que tiene Guayana y que no estamos desarrollando. Esta ciudad tiene un lugar estratégico importantísimo y fundamental, y yo digo que la visión es que debe ser considerada motor del desarrollo del oriente y sur de Venezuela, y para eso se necesita fortalecer el talento humano y el conocimiento.

Deuda de vieja data

– ¿Hace cuánto debió plantearse un nuevo modelo?

– Yo veo que Guayana no ha tenido un aumento de capacidad instalada desde 1996 ó 1997, cuando se culminaron las empresas briqueteras. Hay que aprovechar y adecuar tecnológicamente esa capacidad instalada, no dejarla aparte. Es necesario llegar al funcionamiento adecuado de esa capacidad instalada, con competitividad, pero desde ese año no se ha creado más. Guayana está en la obligación, además, de generar empleos decentes para que se tenga mayor calidad de vida. Nosotros tenemos déficits sociales muy grandes, porque desde 1995 no se han creado nuevos empleos productivos, y por eso es necesaria la diversificación de la economía.

– ¿Guayana se mueve actualmente sin un horizonte?

– La CVG cumplió ese rol, pero actualmente Guayana no tiene horizonte. Desde el año 1998, la CVG ha tenido tres cambios de visión, y hoy luce sin destino. De repente, al Presidente se le ocurre crear la ciudad del acero, pero se hace sin estudio y sin discusión. Todo depende del Estado, y por eso estamos en una incertidumbre total y permanente, sobre todo cuando la CVG no tiene hoy el rol protagónico ni para controlar el ordenamiento territorial de la ciudad.

Desarrollo sustentable

– Sobre ese concepto que ha sido bastante mencionado pero al que quizás no se le ha prestado la debida atención, el desarrollo sustentable, ¿qué opina?

– El desarrollo local tiene que ver con desarrollo sustentable. El desarrollo sustentable tiene muchas aristas, y para que lo haya, esa generación de empleo hay que centrarse en la productividad y en que la gente viva bien. Además, implica que tú no vas a vivir bien el presente para sacrificar el futuro de las nuevas generaciones, sobre todo en lo que tienen que ver con ambiente, y Guayana, en ese sentido, tiene un déficit.

– ¿Existe la intensión de consolidar ese modelo alternativo?

– Tiene que haber mucho debate y, lo más importante, es que las fuerzas productivas de Guayana tengan un proceso de negociación para ir generando esa asociatividad que se necesita para creer en ese modelo. ¿Por qué hoy día no se desarrollan todas esas potencialidades? Esa es la pregunta. Guayana pudiera ser un centro importante, no sólo en el sector industrial sino también en el turístico. Lo importante es ver cómo se conjugan todas esas vocaciones.

José María Fernández

– Licenciado en Educación, egresado de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez.

– Cursó la maestría en Gerencia en la Universidad Nacional Experimental de Guayana.

– Se especializó en la misma área en la Universidad Santa María.

– Doctor de Formación, Empleo y Desarrollo Regional en la Universidad de La Laguna, de Tenerife (España).

– Profesor jubilado de la Unexpo, institución en la que se desempeñó en el área de formación de recursos humanos para las empresas de Guayana.

– Subdirector de Educación durante los dos períodos de la gestión de Andrés Velásquez en la Gobernación del estado Bolívar.

Anuncios
Categorías:Chema, La Causa R
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: